Emilia Bernal, una joya de Nuevitas

En las cercanías a la ciudad camagüeyana de Nuevitas vio la luz el 8 de mayo de 1884 una de las mujeres más relevantes de las letras hispanoamericanas, Emilia Bernal. Su madre, maestra rural, participó de manera activa en la educación de la niña.

Cuando en la guerra por la independencia de Cuba de 1895 su casa fue incendiada, la familia se marchó a Santo Domingo, y regresó tiempo después por no contar con los medios para desarrollarse en aquel país.

En 1910 se trasladaron hacia La Habana, período en el que publicó sus primeras composiciones. En la capital cubana colaboró con publicaciones tales como La Nación, Bohemia, Social y El Fígaro.
Emilia Bernal se destacó no solo en la poesía sino también en ensayos sobre las problemáticas cubanas de la época en que vivió. Su producción literaria en versos más conocida son: "Alma errante", "Mallorca", "Como los pájaros", "Vida ", y "Exaltación".

Mientras que en la prosa destacan "Layka Frayka", "Cuestiones cubanas", "Martí por sí mismo" y "Ensayo sobre el problema de la raza negra en Cuba", temas que demuestran su interés por la realidad social del país.

Aunque la mayor parte de su vida permaneció en el extranjero, Cuba y Nuevitas tienen el honor de haber visto crecer a una mujer cuya obra literaria forma parte de las bibliotecas más reconocidas del mundo.

En homenaje a esta destacada fémina de la literatura hispanoamericana se desarrolla cada año en esta ciudad costera el concurso literario "Emilia Bernal", que tiene como marco la Semana de la Cultura local, un espacio donde se recuerda a la joya de las letras de Nuevitas.

Por: Yordany Robles Borges.

Foto: