Grupo Los D'Leonel

Autor: 
Dirección Muncipal de Cultura en Nuevitas
Fecha: 
Monday, March 21, 2016 - 09:30
Imagen: 
Body: 

Este grupo folclórico se funda el 10 de abril de 1964 por Leonel Alberro y su hermano Pedro Pablo, con un grupo de amigos y familiares. En la calle Luis Fernández Quiroga -conocida como Calle Habana de esta localidad- se reunían los jóvenes de aquella época para compartir alegremente sus tertulias con cajones y tumbadoras, allí surgió la idea de crear un grupo folclórico de rumba apoyada por hermanos, amigos, y demás familiares.

Desde entonces, el grupo comenzó a fomentar y a cultivar la rumba como género indisoluble en su repertorio musical. Estuvo integrado por nueve hombres, entre músicos y cantantes, desde 1964 hasta 1983. Se incorporaron posteriormente el baile a través de los hijos de Leonel, y le dieron un impulso revolucionario cultural a esta agrupación, lo que aumentó el interés del público local por su maestría en la música tradicional y popular.

Esta agrupación participó en festivales de aficionados organizado por la CTC municipal, donde adquieren la atención de la Casa de la Cultura Gertrudis Gómez de Avellaneda y ascendieron al movimiento artístico de aficionados del territorio. En 1983 se categorizaron a través de un jurado nacional y obtuvieron la calificación de B, que se otorgaba en aquellos años. En su amplia trayectoria artística musical han participado en programas de televisión, actos, peñas y en eventos artísticos auspiciado por la casa de la cultura.

En la actualidad, mantienen sus peñas habituales conocidas como “La Tarde de la Rumba”, en el parque Salvador Cisneros Betancourt y en la Casa de la Cultura. El elenco artístico incrementa su plantilla de artistas con jóvenes mujeres la que le dan colorido y belleza a las interpretaciones de esta agrupación musical.

Por la inmensa obra de toda la vida, recibieron el Premio San Fernando Nuevitas, otorgado por la Dirección Municipal de Cultura y el Gobierno Municipal, obra realizada por el artesano y escultor aficionado Roberto Cano Socarrás.