Fiestas Populares

Autor: 
nuevitas
Fecha: 
Monday, November 3, 2014 - 11:15
Imagen: 
Body: 

En Nuevitas, convergen en un mismo punto disímiles particularidades del acervo cultural cubano. No podemos perder de vista el carácter primado de la ciudad en la extensa llanura del actual Camaguey. Aquí se experimentó una mezcla entre nativos, colonizadores, esclavos, y otras etnias que por nuestra condición de localidad portuaria hicieron del citadino entorno el escenario propicio para la convivencia y mezcla de varias culturas a lo largo de cinco ciclos de continua proceso de interacción.

La ciudad, conoció tal vez más que ninguna otra de la provincia, la brutal intervención norteamericana que junto a sus “marines”, trajo a nuestras calles el vicio, el juego y la prostitución. También aquí se puso de manifiesto una cultura de la resistencia y lo que en mayor se arraigo en el pueblo se conservó en el patrimonio más preciado de los lugareños.

La procedencia de la naciente ciudad de Nuevitas a principios de siglo XVIII posibilitó, que en ella penetraran costumbres populares que iban ganando cada vez un mayor arraigo entre los grupos sociales. A medida que las clases dominante lograran un mayor nivel cultural, esas costumbres en alguna medida se fueron separando de ellas para conservarse en el seno de la población de escasos ingresos económicos, fundamentalmente pescadores y portuarios y las otras actividades pasaron a ser compartidas en divertimento de las familias mas acomodadas mientras los mas pobres fueron los depositarios y generadores de formas expresivas de incuestionable arraigo popular.

Muchas de las costumbres populares que transitaron en el siglo XVIII tuvieron su génesis en el siglo anterior, entre ellas en Nuevitas se contaba con las Fiestas de San Juan y San Pedro, los Altares de la Cruz, las Procesiones y otras prácticas que hacían que en este lugar el jolgorio adquiriera características singulares.

Las más significativas fiestas populares tradicionales en Nuevitas eran Las Verbenas, las Fiestas Patronales dedicadas a San Fernando de Nuevitas el 30 de mayo y a San Miguel el 29 de septiembre, las Fiestas de la Cruz de Mayo y los Altares de la Cruz el 3 de mayo, sobresalían como fiestas rituales las dedicadas a La Virgen de Regla el 7 de septiembre, a Santa Bárbara el 4 de diciembre y San Silvestre el 3 de diciembre, las fiesta de los obreros y mareantes que era una festividad de tipo laboral se llevaba a cabo el 24 de marzo, sin fechas fijas se desarrollaban las romerías algunas organizadas por emigrantes españoles en tanto el muy arraigado san Juan y San Pedro se festejaban del 24 al 29 de junio.

Múltiples son las tradiciones que han echado raíces o dejado su impronta vinculadas a las fiestas del carnaval, jolgorio en el que masivamente la población colma las calles arroyando tras “las congas y comparsas”, y en las que en tiempos pretéritos se levaba a cabo “la caza del berraco”.

Las fiestas populares y tradicionales en Nuevitas son un reflejo del carácter de las festividades desarrolladas en la isla, pero su condición portuaria reforzó que en ellas tuviera énfasis lo vinculado a la vida marinera de modo tal que aunque aquí se hace evidente los elementos más sistematizados en el estudio de las fiestas populares tradicionales cubanas, en esta ciudad adquirieron connotación propia lo que nos demuestra el condicionamiento espacio-temporal de la sociología de la cultura.

Entradas y salidas de flujos humanos por el puerto, dejaron su impronta en un producto cultural que se fue sedimentando para legar a la posteridad lo mejor de su génesis, lo que llega a nuestros días, cuando como parte de la intención de preservar el patrimonio legado, se pasa revista del acervo acumulado para emprender nuevos empeños en la necesaria búsqueda de nuestras raíces que tanto tienen que ver con la identidad y por lógica con la libertad.